Saltillo, Coahuila; 29 de Agosto del 2019.- Fue este lunes 26 cuando la joven llamada Violeta no regresó a su domicilio, martes su familia aún le enviaba mensajes y le hacía llamadas que ella no contestaba. Así que fueron a la casa donde el novio y la mamá viven en la colonia Provivienda, ya que por lo regular los fines de semana la joven de 28 años, los pasaba con su novio Gabriel y regresaba los lunes.

Fue la Madre del joven quien les abrió la puerta, y les dijo que ella se sentía mal. Entraron a un cuarto donde la encontraron inconsciente; estaba tirada en el suelo, golpeada, con sangrado vaginal y deshidratada. Fue entonces que los Familiares de la chica llamaron al número de emergencias y la ambulancia nunca llegó, como tampoco llegó alguna patrulla de la policía.

Entre madre y hermana, subieron a Violeta para llevarla a Cruz Roja, de donde fue llevada al IMSS. La joven tenía golpes contusos en todo el cuerpo, probablemente fue violada. Se le diagnosticó conato de embolia y parálisis facial. Hasta el momento Violeta continúa en observación.

Al día de hoy La Unidad Especializada en Violencia contra las Mujeres y Delitos Sexuales de la Fiscalía General del Estado no ha entregado los resultados de los análisis realizados para indagar sobre el presunto delito de violación.