Parras de la Fuente, Coahuila; 22 de Octubre del 2019.- Pueblo chico, infierno grande, una auténtica guerra de papel, sin sustento y con intereses, económicos, políticos y personales, impiden el trabajo municipal en beneficios de los habitantes de Parras.

Ya está por concluir un año de administración y un grupo de miembros del cabildo, continuan con las viejas mañas de beneficiarse y todo lo desaprueban y es fecha que no trabajan ni dejan trabajar, al grado de no atender ni sus comisiones las cuales desconocen ya que no han creado o modificado ni los reglamentos que las rigen para mejoras del ayuntamiento.

Gastando 120 litros de gasolina por mes no atienden los ejidos o comunidades rurales, ni corresponder en nada que beneficie a los habitantes de este «Pueblo Mágico».

Sin embargo Los ediles han manifestado una serie de demandas en contra del alcalde Ramiro Pérez Arciniega sin documentos que solventen estas acusaciones, cabe mencionar que algunas de estas se han visto desechadas.

De acuerdo a entrevistas, los regidores no cumplen con la encomienda de trabajar, manifestado por diferentes personas que aseguran, jamás haberlos visto visitar ni atender un solo problema de los parrenses.