El alcalde de Ramos Arizpe Chema Morales señaló que es lamentable que los trabajadores servidores de la nación usen vacunas contra el COVID-19 en ellos cuando se informó por el gobierno federal que se daría prioridad al personal de salud que atiende la pandemia y personas de la tercera edad.

“Es lamentable, creo que la primera estrategia y donde coincidimos con la federación fue brindarle la dosis a nuestros médicos, paramédicos y enfermeras que están el la primera línea de batalla contra esta enfermedad, en segunda es dotar a las perdonas de la tercera edad y personas vulnerables; quitarles un lugar creo que no tiene nombre podemos considerar que es hasta un acto de corrupción el cual desaprobamos completamente”, recalcó el edil.