Luego de la extradición del exgobernador Jorge Torres López acusado de lavado de dinero, enriquecimiento ilícito, extorsión, robo de fondos públicos y fraude bancario, esta mañana Miguel Angel Riquelme Solis, jefe del poder ejecutivo Coahuilense expuso que, si los hay, buscarán que los recursos hurtados de las arcas estatales regrese a su origen.

A través de un comunicado Gobierno del Estado señaló.

En relación al proceso legal que se sigue en Estados Unidos al C. Jorge Juan Torres López, el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís puntualizó que el Gobierno del Estado de Coahuila está en disposición total de colaboración a cualquier requerimiento que le haga autoridad correspondiente alguna en la investigación, en caso de que las autoridades norteamericanas así lo soliciten.

El Mandatario estatal precisó que actualmente en Coahuila no existe un indicio de faltante de recursos públicos con relación a Torres López. Sin embargo, afirmó que si esto llegase a ser comprobado por las autoridades que lo enjuician, el Gobierno del Estado solicitaría —conforme a Derecho— que dichos recursos regresaran a la entidad.

El Gobernador recordó que los hechos señalados ocurrieron en 2011, es decir, dos administraciones anteriores a su mandato, y que entonces “hubo acusaciones, hubo también por parte de la Fiscalía (General del Estado) indagaciones… y fueron en su momento sancionadas o solventadas”.

Por lo mismo, reiteró que no existe en lo que va de su sexenio ninguna solicitud de investigación o colaboración por parte de alguna autoridad federal o extranjera para investigar sobre el presunto desvío de recursos.

Riquelme Solís precisó que existe permanente apertura y disposición por parte de la Administración que encabeza para atender cualquier solicitud de este tipo.