Saltillo, Coahuila; 27 de Marzo de 2019.- Con el objetivo de diagnosticar en forma temprana malformaciones cardiacas congénitas, el Hospital General Saltillo realizará a partir del mes de abril pruebas de tamiz cardiaco.
 
Al respecto, el Secretario de Salud del Estado, Roberto Bernal Gómez, indicó que el tamiz cardiaco permite la detección de enfermedades potencialmente serias en recién nacidos que no presentan síntomas.
 
“Es un método no invasivo, de fácil realización y bajo costo, que se realiza en las primeras 24 o 48 horas de vida. Aquel paciente que resulte positivo, deberá ser evaluado por ecocardiograma para determinar la existencia de una cardiopatía congénita”, explicó.

La prueba consiste en colocar en un pie y una mano del recién nacido un dispositivo que mide el grado de oxigenación, que permite determinar la probable presencia de una enfermedad cardiaca congénita.
 
Agregó que este procedimiento ayuda a detectar las cardiopatías críticas, que son las de mayor mortalidad en el recién nacido, ya que un diagnóstico oportuno puede cambiar significativamente el pronóstico de un paciente con cardiopatía congénita crítica.
 
El tamiz cardiaco también permite una reducción de costos a largo plazo, pues el paciente no llega a las unidades médicas en estado crítico y se evitan gastos de terapia intensiva, ventilación mecánica, medicamentos e incluso traslados a hospitales de tercer nivel.
 
Para lograr la implementación de este procedimiento, se capacitará al personal de enfermería de cada turno para su realización; si el paciente se da de alta junto con su madre antes de 24 horas de vida, deberá regresar al siguiente día para la realización del tamiz cardiaco, y en caso de salir positivo, se le realizará ecocardiograma pediátrico para descartar la existencia de cardiopatía.