Ante lo sucedido el pasado sábado 25 de marzo, donde se celebro una ceremonia religiosa con la presencia de mas de 20 personas en un templo ubicado en la colonia Manantiales a cargo de el Pastor Salvador, el ayuntamiento de Ramos Arizpe tomará medidas para frenar este desacato de no aglomeración.

El alcalde Jose Maria Morales Padilla, Manifesto que si bien es cierto que estos lugares no son regulados por el municipio, el ayuntamiento tiene la responsabilidad de salvaguardar la integridad de todos los ciudadanos Ramosarizpenses ante esta pandemia que se esta viviendo.

«Sabemos que no podemos evitar que se realicen ceremonias en estos espacios privados, sin embargo estos lugares como cualquier establecimiento nesecita permisos de desarrollo urbano y protección civil, y si no se siguen las recomendaciones del plan de contingencia nos veremos en la necesidad de tomar medidas drásticas a través de estos departamentos» «Vamos a estar muy al pendiente de este tipo lugares, en estos momentos la merjor manera de honrar a Dios es quedándose en casa, y asi evitar la propagación de este virus, dijo Morales Padilla.