Con la baja afluencia de personas en las calles choferes del transporte público (taxistas) se ven en la necesidad de abandonar su vehículos, esto al no sacar ni para la liquidación que varía entre los 1800 a 2000 pesos por semana.

En entrevista con trabajadores del volante, manifestaron que que solo algunos patrones han bajado la liquidación mensual hasta los mil 500 pesos; “mi patrón me dio la oportunidad de darle menos liquidación, sin embargo aún así es difícil sacar un peso para llevar al hogar, de mi dependen mi esposa y mis dos hijos, antes de pasas todo esto a la semana ganaba libres 1200 a 15000 , ahora con la cuarentena me llevo de 800 a 1000 pesos con los cuales tenemos que sobrevivir pagando renta, luz, agua, gas y comida”, “ hay amigos que no tuvieron tanta suerte con sus jefes y les seguían cobrando normal, desafortunadamente tuvieron que bajarse del carro y buscar otro trabajo ya que no sacaban más que la pura liquidación, dijo, Raúl, ruletero.